Menu

Autodefensas… ¿Legales? ¡No! ¿Necesarias? ¡Si!

Por: Gilberto Dorantes Álvarez. 11/04/2017

¿Qué señal envían las autodefensas en el sur de Veracruz?

¿Existe algún mensaje cifrado detrás de las autodefensas?

 

     El gobierno está perdiendo credibilidad día a día, La radio, Televisión y la prensa al servicio del estado, ya no son suficientes para mantener aletargado a un pueblo que empieza a sentir el dolor causado por tantas vejaciones solapadas desde la cúspide del poder.

     La región sur de Veracruz y otros rincones, han sido escogidos por los delincuentes como la cueva de Alí Babá, debido a la nula infraestructura carretera, existiendo lugares poco accesibles, siendo idóneos para tener sus centros de operaciones y refugio para poder realizar sus actividades ilícitas.

     Las Choapas es una región con un enorme potencial económico y aunque no cuenta con grandes industrias, por su ubicación geográfica se ha convertido en un importante productor ganadero, generando la base de la economía de este municipio y la tentación para las bandas criminales para obtener dinero de manera ilícita, ya sea dedicándose al abigeo o al secuestro virtual y al físico, siendo este último el que pone en riesgo la vida de quien corre con la mala suerte de ser privado ilegalmente de su libertad.

     Desde hace muchos ayeres ha quedado de manifiesto que el gobierno plagado de tanta corrupción, no ha sido capaz de dar paz y seguridad a los pobladores de esta región, y su eficacia en combate a la delincuencia ha dejado mucho que desear como el caso del abigeo Ventura Ramírez Suárez, quien mantenía asolada a la región y que el 7 de marzo del 2002, en el ejido Libertad, la policía estatal lo quiso detener y en el intento  murieron dos policías. En aquella ocasión hubo una fuerte movilización, pues fue buscado por cientos de elementos policiacos sin que hasta la fecha se tengan noticias de su detención.

     El robo de ganado, el secuestro, y asesinatos, han sido las constantes que el pueblo ya no quiere ver más. Las fuerzas del orden dejan mucho que desear, pues se ha evidenciado que algunas corporaciones policiacas están bajo el mando de líderes mafiosos que controlan el trasiego de estupefacientes, el tránsito de ilegales, robo de ganado y muchos ilícitos más.

Ante esta desastrosa situación, los pobladores no tienen alternativa, pues el gobierno se ve rebasado por la delincuencia y al no contar con las garantías necesarias para vivir tranquilamente, el único camino que se le deja al oprimido, es organizarse, tomar las armas y defenderse de quienes ya nos han arrebatado la paz.

     Aquí se genera un problema tal vez mayor, porque constitucionalmente está prohibido portar armas de fuego, aunque existen los permisos para poder tener armas, pero estas deben permanecer en el domicilio y son de calibres restringidos, los cuales no son suficientes para hacerle frente a la delincuencia organizada que se sabe portan armas mejores que nuestras policías.

     En las recientes movilizaciones por parte del pueblo, se pudo observar que los pobladores cansados de tantos vejámenes se están armando con calibres de alto poder, sabemos que cada día serán más personas que tengan en sus domicilios armas de gruesos calibres, el gobierno ya lo sabe y se está haciendo con cierta complacencia por parte de él. El gobierno no está actuando de manera correcta, pues esta situación puede dar un vuelco, al grado que cuando el grupo de autodefensas empiece a dividirse, podrán medir sus fuerzas a punta de bala o en su defecto cuando vean que el gobierno no le haga caso, podrían iniciar una revuelta armada en contra de las instituciones.

     El organizarse para defenderse de quien o quienes atenten contra nuestra seguridad, es un derecho que todos tenemos y en la situación actual que vivimos, la sociedad aprueba este tipo de acciones por parte del mismo pueblo. Aquí el gran problema radica en que no existen las normas necesarias para garantizar seguridad por parte de las mismas “Autodefensas” que aunque nieguen que existen, sabemos que están ahí.

     Si ya son tolerables estos grupos armados que sabemos existen en diferentes partes del país, deberían normarse para que no actúen fuera de la legalidad y que todo sea para garantizar la seguridad y la paz que grupos delincuenciales desde hace muchos años nos han quitado. ¡Reflexionemos mientras llega el próximo café!

 

Fotografía: diariodemexicousa

reporte

Anuarios de artículos publicados

banner
banner

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

denuncia