Menu

Los muros del capital, las grietas de la izquierda: el CNI y la defensa de la vida.

Por: Raúl Romero. Subversiones. 02/05/2017

Luego de 4 días de exposiciones, el seminario de reflexión crítica convocado por el EZLN llegó a su fin este sábado 16 de abril. Las últimas intervenciones corrieron a cargo de Christian Chávez, Carlos González y María de Jesús Patricio Martínez (los tres del Congreso Nacional Indígena), Pablo González Casanova y el Subcomandante Insurgente Moisés.

El primero en intervenir fue Christian Chávez, quien enfocó su intervención en describir metafóricamente los ritmos distintos que existen en el CNI, tanto de forma interna como externa.

Más adelante, Chávez explicó cómo es que el paraíso capitalista que disfrutan unos cuantos está basado en la destrucción de todo lo demás: la vida de hombres, mujeres, pueblos y de la propia madre tierra. El integrante del CNI recordó que esta destrucción se da mediante “las cuatro ruedas del capitalismo”: desprecio, despojo, explotación y represión.

En todo momento, Christian Chávez hizo referencia a los “espejos”: territorios de pueblos indígenas que viven la violencia y el despojo por parte de empresas trasnacionales y nacionales, por el Estado y por el crimen organizado. El ponente dijo que ahora era el tiempo de la rebeldía anticapitalista y que eso era lo que se pretendía impulsar con la propuesta del CNI-EZLN.

El segundo en intervenir fue Carlos González, quien se encargó de explicar algunos detalles sobre la iniciativa. Señaló que la guerra que se vive en México destruye a los pueblos, a las personas y en general impide las condiciones para la reproducción de la vida. Dijo así que la batalla actual es en defensa de la vida y en contra del proyecto de muerte que significa el capitalismo.

La guerra que vivían los pueblos originarios, dijo Carlos, hoy se ha extendido por todo el país. Por eso, señaló, era momento de lanzar una iniciativa que permitiera articular a los pueblos indígenas y buscar alianzas con otros pueblos explotados y marginados.

González contó como los y las integrantes del CNI habían recibido la propuesta. Dijo que al principio hubo diferencias e inclusive oposición, pero que luego de dialogar, se llegó a un acuerdo, primero entre los representantes del CNI y luego se consultó y aprobó entre las comunidades, tribus, pueblos y barrios que se agrupan en el CNI.

Carlos González informó que algunos de los objetivos del proceso son: 1) visibilizar la guerra contra los pueblos indígenas, 2) visibilizar las problemáticas de los pueblos indígenas y colocarlos como parte de la agenda política nacional, 3) dar cobertura a los integrantes del CNI y otras resistencia frente a la intensificación de la política de represión, 4) hacer que el CNI crezca como fuerza frente a las amenazas del Estado, 5) crear un espacio de articulación entre indígenas y no indígenas, entre pueblos explotados que se definan como anticapitalistas. La campaña, continuó el ponente, también tiene como meta a corto plazo enfrentar al capitalismo y largo plazo, desmontar el capitalismo.

Igualmente, el integrante del CNI compartió que existe la intención de hacer una incursión formal en el proceso electoral, es decir, que se buscará el registro de la candidatura independiente, que se colectarán firmas y se sujetarán a los tiempos y normas del Instituto Nacional Electoral. Sin embargo, insistió, no se trata de caer en lo “electorero”, no interesa el número de votos y tampoco se sabe si el INE y la clase política pondrán obstáculos para impedir el registro; lo interesante será utilizar la campaña como tribuna de denuncia y generar un proceso organizativo nacional e internacional, anticapitalista, de abajo y a la izquierda.

Carlos compartió algunas fechas importantes del “calendario de arriba”, pero para el proceso organizativo, la más próxima es del 26 al 28 de mayo, cuando se Instalará el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), se definirán propósitos y estrategias, funcionamiento, estructura organizativa, vinculación y posiblemente se elija a la vocera.

Más tarde tocó el turno a María de Jesús, Marichuy, como le llamo cariñosamente el Subcomandante Insurgente Moisés.

Marichuy habló de la mujer que lucha y se organiza, de aquella que ha sido invisibilizada y pocas veces escuchada, pero que ha estado presente en todas las luchas por la liberación y la emancipación. Dijo también que las mujeres son las siempre oprimidas y excluidas, y que son quienes encabezan las resistencias hoy

Marichuy nos hizo saber que desmontar el capitalismo, también pasa por desmontar el machismo y que por eso la propuesta del CNI-EZLN consiste en que el CIG tenga como Vocera que participe como candidata independiente a la presidencia de México a una mujer, de abajo, indígena y anticapitalista, para que se escuche su voz, que será la voz de todos y todas quienes respalden la propuesta.

Luego vino la palabra de don Pablo González Casanova, quien apuntó que era necesario aclarar qué es la izquierda, sobre todo para aquellos a quienes señalan que la propuesta del CNI-EZLN busca dividir a la izquierda.

En un recorrido por las principales luchas de los pueblos en América Latina, Don Pablo destacó a los curas rebeldes de la colonia y contó aquella escena en que Fray Antonio de Montesinos se enfrentó a la élite católica al defender que los indios tenían alma. Luego recordó las luchas independentistas, la de Reforma en México, las luchas por la autonomía universitaria en toda Latinoamérica, la Revolución mexicana, las de liberación nacional, contra el colonialismo y el imperialismo la Revolución cubana, las luchas de las juventudes en 1968 y algunas más, hasta llegar a la lucha del EZLN, a la que definió como el inició de un proyecto de democracia universal.

Así, dijo don Pablo, a pesar de sus variaciones, las izquierdas han puesto en el centro de su lucha a la Dignidad, la Democracia, la Soberanía de los pueblos y contra el Capitalismo, la explotación y la dominación. Don Pablo dijo que esa izquierda y esas luchas eran representadas hoy por la propuesta del CNI-EZLN y que la iniciativa habría un nuevo espacio para la lucha ideológica, para dotar nuevamente de sentido, contenido y valores a la izquierda mexicana, a la que le hace falta reforzar “la moral de lucha, de cooperación y de compartición”.

El último en intervenir fue el Subcomandante Insurgente Moisés, quien agradeció a todos y todas las que hicieron posible el encuentro: a quienes apoyaron con la organización, el transporte, la alimentación, a los ponentes, a los medios libres, al CIDECI y los asistentes.

El Sub Moisés dijo que el seminario había servido para descubrir lo que se presenta como oculto en el capitalismo, a caracterizarlo por su forma de organización en fincas y para reforzar la necesidad de organizarnos con todos los pobres del mundo. También señaló que es necesario enterrar al capitalismo y que es a eso a lo que nos convoca el CNI: a que indígenas y no indígenas se organicen, en el campo y en la ciudad, a buscarnos entre los pobres para todos juntos destruir el capitalismo.

El SCI Moisés también insistió en que la propuesta del CNI no era electorera, pues no buscaba votos, sino organización. De lo que se trata, dijo, es de organizarnos, tejer las resistencias y las rebeldías y enfrentar así la tormenta que ya está aquí y que se pondrá peor.

Fuente: http://subversiones.org/archivos/128603

Fotografía: José Luis Santillán

Sin Comentarios

Deja un comentario

reporte

Anuarios de artículos publicados

banner
banner

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

denuncia