Menu

La millonaria asociación provida que mueve los hilos de la ultraderecha en México

Por: Luis Pablo Beauregard. El País. 16/02/2017

Incluyendo México es una oscura organización dirigida por un activista antiaborto que ha declarado la guerra al matrimonio igualitario.

En 2015 Salvador Martínez della Roca firmó un pacto con su peor enemigo. El Pino, como se le conoce al político desde sus combativos días del movimiento estudiantil de 1968, era el secretario de Educación de Guerrero, uno de los estados más pobres y violentos de México. El 12 de febrero de ese año, el funcionario anunció un acuerdo para que la asociación Incluyendo México capacitara a maestros y padres de familia de la región. Era una medida para hacer frente a los recortes presupuestales. El Pino pensaba que recurría al apoyo de un grupo neutral, pero en verdad cedía parte del control de la educación a una oscura organización cuyo líder está vinculado a los sectores de la ultraderecha que han declarado la guerra al aborto y al matrimonio igualitario en México.

“Yo no sabía que se dedicaban a eso”, confiesa Martínez della Roca. El funcionario ha admitido en una entrevista que no investigó la organización que ofreció el taller Educación en y para la vida a maestros y padres de familia de Guerrero. Responsabilizó de la decisión de firmar el convenio a su subsecretario Mario Aguirre y Beltrán. Aquella mañana, Martínez della Roca dio a conocer el acuerdo a los medios de comunicación. A su derecha estaba sentado Vicente Segu Marcos, el presidente de Incluyendo México, A.C. “Trabajamos muy bien con El Pino”, señala Segu a EL PAÍS. “En Guerrero estuvimos con el Gobierno anterior, con este no hemos podido avanzar”, agrega.

MÁS INFORMACIÓN

La Ciudad de México despenalizó el aborto en 2007 para las primeras 12 semanas de gestación. La Suprema Corte de Justicia avaló un año después la decisión de la capital del país. Desde entonces, las organizaciones católicas ultraconservadoras iniciaron una cruzada legal para proteger la vida desde su concepción. La ultraderecha ha conseguido varias victorias doblegando a los congresos locales. La contrareforma más reciente se dio en Veracruz, donde los legisladores equipararon el aborto con homicidio calificado.

Varias de estas organizaciones ultraconservadoras han operado desde las sombras. Parte de su fortaleza es la secrecía. Incluyendo México nació en abril de 2007, el mismo mes en que la Asamblea del Distito Federal despenalizó el aborto. La asociación fue registrada ante un notario por Segu y Luis Guillermo Zazueta Domínguez, quien figuró como su presidente. La organización tiene, entre otros objetivos, asistir a personas de escasos recursos, la rehabilitación de alcohólicos y drogadictos, otorgar becas, orientar y promover los derechos humanos de los sectores vulnerables.

Segu fue director de Red Familia hasta 2005, un grupo que organizó en septiembre del año pasado masivas protestas para defender la familia tradicional y oponerse a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que homologaba el matrimonio homosexual en todo el país. “Me corrieron de ahí y no les caigo bien”, matiza el director de Incluyendo México.

Incluyendo México recibió 9.5 millones de dólares en donativos el año pasado. Fue la cuarta organización que más dinero ingresó

En 2007, durante el sexenio de Felipe Calderón, Segu Marcos fue vocero para una coalición ultraconservadora que exigió al Gobierno modificar los libros de texto de Biología para el primer año de secundaria. En ellos se hablaba de homosexualidad, condones y anticonceptivos.

En una década, Incluyendo México ha conseguido una gran influencia. Muchos desconocen a qué se dedica exactamente. “No nos gusta hacer publicidad de lo que hacemos”, afirma Segu. Otra de sus fortalezas es la poderosa estructura económica y de relaciones políticas que han logrado vertebrar desde 2007.

A pesar de que la gran mayoría desconoce su existencia, Incluyendo México es una de las organizaciones más acaudaladas del país. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público señala que la asociación recibió 193 millones de pesos (9.5 millones de dólares) en 2016. Fue la cuarta organización asistencialista que más donativos ingresó el año pasado. Solo fue superada por fundaciones más grandes y más visibles: Cruz Roja mexicana, Fundación BBVA y Fundación TV Azteca. Desde 2009, Incluyendo México ha recibido más de 934 millones de pesos (46 millones de dólares) según el reporte de donatarios del Gobierno mexicano.

Segu reconoce que han recibido fondos públicos de gobiernos estatales para sus proyectos de educación o salud. No obstante, Incluyendo México subsiste gracias a los donativos de personas y “algunas empresas”. El líder de la asociación destaca entre sus benefactores a Patricio Slim, el hijo menor del magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim; Agustín Coppel, presidente de Grupo Coppel, la cadena de tiendas departamentales más grande del país y con una fortuna que ronda los 4.000 millones de dólares; Carlos Fernández, exdirector de Grupo Modelo y el recientemente fallecido Lorenzo Servitje, de Grupo Bimbo. Todos ellos empresarios de corte conservador con vínculos con el clero.

Entre los benefactores de la asociación destacan Patricio Slim, Agustín Coppel,  Carlos Fernández y el recientemente fallecido Lorenzo Servitje, de Grupo Bimbo

La organización también tiene sólidos vínculos políticos. El 5 de diciembre de 2016, Incluyendo México celebró su décimo aniversario con una fiesta en la Ciudad de México. Al festejo se sumó la Fundación Aguirre, Azuela, Chávez, Jáuregui Pro Derechos Humanos. Este grupo se creó en 2015 para defender la “correcta interpretación” de los derechos humanos bajo el principio pro persona. La fundación fue creada por dos exministros de la Suprema Corte de Justicia, Salvador Aguirre Anguiano y Mariano Azuela, conocidos por haber planteado en el tribunal la inconstitucionalidad de la despenalización del aborto en el Distrito Federal. También forman parte del grupo Arturo Chávez Chávez, un exfiscal general vinculado al movimiento ultraderechista El Yunque, además de César Jáuregui, exconsejero de la judicatura y hoy secretario de Gobierno de Chihuahua. Jáuregui presumió en mayo de 2015 la bendición que el entonces nuncio del Vaticano, Christopher Pierre, dio a la creación de la fundación.

El director de Incluyendo México reconoce que la asociación tiene vínculos con la Iglesia Católica, la Iglesia de Jesucristo de los últimos días y 127 denominaciones evangélicas. Uno de esos ejemplos de colaboración se da en el Proyecto Chamapa, en una de las zonas más vulnerables del Estado de México. La organización trabaja junto la Arquidiócesis de Tlalnepantla, que dirige el cardenal Carlos Aguiar Retes, una figura ascendente dentro del clero mexicano y con estrechos vínculos con el presidente Enrique Peña Nieto desde que este era gobernador del Estado de México. “Trabajamos con las iglesias porque tienen proyectos transexenales. La Iglesia católica ha trabajado en esa zona desde hace 400 años y estarán trabajando allí otros 400”, afirma Segu.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/16/mexico/1487209541_075721.html

Fotografía: lagazzettadf

Sin Comentarios

Deja un comentario

denuncia

Agenda de Eventos…

denuncia denuncia denuncia denuncia denuncia

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Anuarios de artículos publicados

banner
banner
banner
banner

Consulta los artículos por MES

agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031