Menu

Josefina: la rival más débil.

Por: Salvador Camarena. El Financiero. 02/03/2017

Esta no es una descalificación de Josefina Vázquez Mota como candidata. No le fue bien en 2012, pero mucho de ese tercer lugar en la elección presidencial estuvo lejos de sus manos: esa derrota se explica por la traición de Los Pinos, novatadas de su cuarto de guerra, el desgaste de la marca PAN y la resurrección del Peje.

En aquella campaña, Josefina incluso hizo un buen debate, el segundo, el realizado en Guadalajara se lo echó a la bolsa ante un AMLO cenizo; ante un Peña Nieto paralizado en su afán de cuidar una ventaja que cada día era menor. Poco más se recuerda de luminoso de Vázquez Mota en 2012.

Hoy, la panista que se había dicho retirada de esta política ha decidido meterse en las brechas de una campaña electoral. Por qué habrá optado por eso si cualquiera puede ver que es la rival más débil.

Vázquez Mota se convertirá en el centro de todos los ataques. Son demasiados a quienes conviene no sólo su derrota, sino su desplome, uno que será espectacular si se cree en los sondeos que hoy la marcan como favorita.

La candidata de Morena, Delfina Gómez, aparece en un prometedor tercer lugar. El jefe de campaña de Delfina, es decir Andrés Manuel López Obrador, recurrirá a todo con tal de lograr que Josefina sea vista como la continuidad de un “modelo fallido”, el del PRIAN.

En esa lógica, el candidato priista Alfredo del Mazo y Vázquez Mota serán opciones demasiado similares. Serán la suma cero perfecta, lo que gane una lo perderá el otro, y viceversa.

Por ello, Del Mazo y su camarilla (Josefina dixit) la consentirán todo lo que sea necesario antes de provocar su descalabro. La han dejado llegar a la candidatura porque han creído que es mejor que Delfina y Vázquez Mota peleen por el segundo lugar mientras Del Mazo se afianza en la estructura del voto corporativo.

Si la lucha por un segundo lugar entre ellas dos no ocurre, si Delfina sigue avanzando, entonces serán los propios priistas quienes jalen el tapete a Josefina, para posicionarse como los únicos que capturen los votos del miedo ante la candidata del “populista AMLO”.

En cambio, si Delfina no crece peligrosamente, si capta un buen número de simpatías pero sin ganar momentum, entonces los ataques del PRI a Josefina serán para que tampoco ésta levante fuerza. En ese escenario, las mentiras de Vázquez Mota sobre su fundación se le podrirán en el clóset. Cualquiera que le crea a la panista cuando asegura que la Auditoría Superior de la Federación ha concluido que su programa Juntos Podemos mereció “cero observaciones” (eso le dijo el viernes Josefina a Ciro Gómez Leyva), debería darse una vuelta al informe de la ASF para ver que no se han auditado a cabalidad esos fondos, y que a pesar de eso sí hay señalamientos. Pero esa es harina de otro costal.

Si Josefina fuera la que toma impulso, va a necesitar de mucho más que el respaldo del presidente blanquiazul, Ricardo Anaya, para resistir el embate de la maquinaria priista.

A todo lo anterior se debe agregar el fuego amigo: ni a Rafael Moreno Valle ni a Margarita Zavala les convendría que el joven Anaya sume al Estado de México en sus triunfos como líder panista. El primero hará lo que pueda para descarrilar a Josefina y a Ricardo en tándem.

Ojalá Anaya le cumpla –sería un first– a Josefina lo que le prometió en caso de perder Edomex. Porque hoy está arriba, pero es la rival más débil.

Twitter: @SalCamarena

Fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/josefina-la-rival-mas-debil.html

Fotografía: El financiero

denuncia
denuncia

Anuarios de artículos publicados

banner
banner

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

denuncia