Menu

El premio Viva Lectura 2017 reconoce a 16 proyectos educativos.

Por: El País. 13/05/2017

El programa organizado por el ministerio de Educación de Argentina junto con la Fundación Santillana supera récords de convocatoria.

El premio Viva Lectura, que reconoce iniciativas educativas en diversos contextos de inclusión, confirmó ser un clásico de docentes y formadores luego de diez años de presencia en Argentina. La iniciativa, organizada por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, junto a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), y con el auspicio de la Fundación Santillana, tiene por objetivo estimular y rendir homenaje a las mejores experiencias de comprensión y promoción de la lectura de todo el país. Este año fueron 16 los proyectos premiados, que se presentaron en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Entre los ganadores se destacan la iniciativa “Nunca es tarde para leer. Transformando dificultades en posibilidades”, a cargo de María Andrea Caterina, de la escuela N° 1306, Roberto Fontanarrosa de Rosario, quién recibió entre aplausos el primer premio en la categoría Escuelas. El máximo galardón en la sección Sociedad fue para Paula Adamo, de la Fundación Casa Rafael, por el proyecto “Descubriendo el arte de ilustrar libros”. El primer puesto en Entornos Digitales se fue para la escuela N° 81 Padre Juan Barrio de Río Gallegos, Santa Cruz, gracias a la iniciativa presentada por Gabriela Subirá, “La producción audiovisual en el aula en torno a lo literario”. Paola Piacenza, también rosarina aunque del Colegio Bartolomé, fue quien recibió el primer premio en la categoría Comprensión lectora en contextos de estudio por su iniciativa Lecturas anotadas. Cada escuela ganadora se lleva un premio de 30.000 pesos (casi 2.000 dólares); las menciones de honor se alzan con 10.000 pesos (650 dólares) y los finalistas reciben una pequeña biblioteca literaria y pedagógica compuesta por 10 títulos.

Mariano Jabonero, director de Educación de la Fundación Santillana, dijo a EL PAÍS que “la importancia del programa Viva Lectura se explica por dos razones. Primero, es un proyecto con una trayectoria histórica importante, que ha permanecido en el tiempo de manera continuada, con un apoyo institucional muy fuerte y una participación altísima, al punto que este año superamos el récord. Cuando pasan diez años y todavía se supera el número de participantes es porque hay aceptación. En segundo lugar, porque trabaja sobre un área fundamental tanto desde el punto de vista cultural como educativo que es la lectura, un bien cultural, personal y educativo porque la comprensión lectora de los chicos y chicas es el mejor precepto para sus futuros”.

“La heterogeneidad aporta una riqueza singular a este tipo de emprendimientos”, opinó Jabonero, “las cosas que preocupan a los argentinos y aparecen en los proyectos son las mismas cosas que nos preocupan a todos, sobre todo la mejora de competencia de la infancia y la juventud. La lectura tiene que ver con una mejor cualificación de niños y jóvenes e implica su futuro y su bienestar. Entre los países de América Latina, Argentina destaca por muchas cosas, una de ellas es que es un país lector. Lo mismo ocurre con Colombia. Aquí hay un acreditado aprecio por la lectura”. El directivo también adelantó que en septiembre próximo, Buenos Aires será sede del tercer Festival Iberoamericano de lectura infanto juvenil.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2017/05/05/actualidad/1493975086_349320.html

Fotografía: el país

Sin Comentarios

Deja un comentario

reporte

Anuarios de artículos publicados

banner
banner

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

denuncia