Menu

De lo pesado y lo ligero (mirando desde Lipovetsky)

Por: Oswualdo Antonio González. 13/11/2016 

Nunca se lo había cuestionado, 

simplemente así eran las cosas, 

eran tan evidentes, que no existían dudas.

 

Lo permitido y lo prohibido eran una cartografía heredada,

y es cierto, la certeza del bien es una coraza que produce rutinas

y dibuja un mundo lineal, con un final predecible, inexorable.

 

Lo pesado es certeza,

no da felicidad, pero tampoco dolor que carcome,

no se vive, pero tampoco se muere. Es estar.

 

Lo ligero es caminar presuroso(a) para llegar a un sin lugar,

es la idea de la vida corta y de la búsqueda laberíntica,

es no permitir que la piel se erice eternamente.

 

Pesado, ligero, extremos de la misma sinrazón.

 

Y ahí estaba,

en una noche con sonidos desconocidos,

con olores y texturas sin nombre.

 

Y ahí se quedó, sin querer ni saber regresar,

lo pesado y lo ligero se fundieron,

y en la nada flotó.

 

Los contornos desaparecieron,

las huellas se divorciaron de sus autores,

y sólo entonces se aceptó partisano(a).

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

denuncia

Agenda de Eventos…

denuncia denuncia denuncia denuncia denuncia

Suscríbete a nuestro Boletin

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Anuarios de artículos publicados

banner
banner
banner
banner

Consulta los artículos por MES

agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031